LA TARDE

 
Mi amor
tu amor
nuestra casa
el jardín vacío
la noche aún lejana
tus parpados caídos.
 

 

He visto volar
espadas luminosas apuntando hacia el cielo
pero ya no puedo protegerte,
el cuerpo blanco tendido
huyendo hacia adelante
el alama sosegada
el dolor infinito de las tristes tardes
que terminan vacías
que nos conducen a la nada.
 

 

Tus lánguidos brazos
el cálido viento
esta tarde
calles desiertas,
la distancia del hijo extraño,
el amor desconocido
y la soledad que parte como un hacha
el pecho voraz
que anhela estar flotando en el vacío.
 

 

Nuestra mesa
con el pan, el vino, el aceite
todo preparado
y encima el crucifijo,
siempre,
como alimañas
devoramos el tiempo sin sentido.
 

 

La larga espera se torna oscura
envuelta en lujuria
el camino desolado
tu tierno abrazo sosegado
tu cuerpo entregado al infinito
y yo delante
desde entonces no puedo pensar.
 

 

 

CAE LA NOCHE

 
El viento golpea los arboles
cada noche
como un susurro
que nos envuelve
en una soledad abrasadora
turbada
redentora al mismo tiempo.
 

 

Caminamos por espacios
apartados del mundo
de las seres humanos
el alcohol liberador y tu triste figura
y una vez más enfrentado a la noche
con el ansia infinita de amor
con la turbadora soledad
espejo donde el alma
ve todas sus carencias
todas sus hipocresías.
 

 

Entregado
sintiéndome libre
aunque sé que todo es mentira
el amor
los tristes lagartos olvidados del estío
en la noche el viento mece los arboles
ya no veo en mi interior
el túnel es angosto y frio.
 

 

Soñar con la distancia
las estrellas lejanas
el ser humano
como hormigas en hilera.
 

 

Ya no veo tu rostro
cuando cierro los ojos
¿Qué será de mí? te pregunté
el silencio fue tu única respuesta
te pregunté a ti que me contestases
lo que yo ya conocía.
 

 

Donde dirigirme
en la gran noche de los corazones rotos
amante en soledad
eso es lo que siempre he sido
amante de nadie
amante de mí mismo.
 

 

El cambio se acerca
ya nada puede remediarlo
como un engranaje monstruoso
poco a poco nos va aprisionando
no se puede luchar contra el destino
cada cual tiene su vida
y el carácter del hombre es su destino
¿Será por tanto mi destino
un destino nebuloso?
 

 

NOCHE OSCURA

 
Hubo un tiempo en que,
sí, es cierto
la distancia corta se nos dio de puta madre
hubo un tiempo
en que nos creímos invencible
aunque ni siquiera entonces lo supimos.
 

 

Sin embargo ahora
el tiempo ya pasado
nos damos cuenta de que todo fue un error.
 

 

Cuando se fue
sentí un enorme silencio
la gran soledad
la gran ausencia
me golpeo con un brutalidad
arrolladora
no era, no fue
por la cegadora belleza
fue porque era
la única belleza que conocía.