La fuerza creativa alejada de la razón.
El ser humano atenazado por su infancia,
por el peso del destino que tiene frente a él,
solo ante el futuro.
Percepción alterada en las puertas al infinito,
pensando en su libertad, consciente en que no existe.
La imaginación desbordada por el exceso de pasión.

 

Introspeccion #35