Edificios de ciudad con altas paredes grises,
aceras torturadas porque nunca han visto el sol,
he cruzado por esa esquina intentando encontrarte,
calles estrechas con lumis de garrafón.
El lugar por donde tantas veces hemos caminado.
Como flotando por el aire la música de los bares de luces rojas,
chicos modernos pasan buscando ser reconocidos,
como eso, como modernos, en unos tiempos en que nada se improvisa.
Félix Domínguez